jueves, 6 de febrero de 2014

El gato con botas

 El gato con botas


Al morir, el padre de Juan le heredó un gato y unas botas.
"¿Para qué quiero un gato?", pensaba Juan.
En ese momento el gato se puso las botas y le dijo:
-Si haces lo que yo te diga, serás feliz.

El gato se fue al bosque y atrapó un conejo. Se lo llevó al rey
y le dijo: -Te traigo este obsequio de parte de mi amo, 
el marqués de Carabas. El rey nunca había escuchado
aquel nombre, porque el gato lo acababa de inventar.

Al día siguiente el gato fue con el rey y le obsequió 
dos perdices a nombre del marqués de Carabas.
Y así, todos los días, el gato iba al palacio le
daba un regalo al rey, de parte del marqués de
Carabas. Un día, el rey salió a dar un paseo
con su hermosa hija. El gato corrió hasta llegar
con Juan y le ordenó que se metiera a nadar en el río.

Juan se quitó la ropa y se metió al agua. Entonces
el gato escondió las ropas y cuando el carruaje
pasaba por ahí, gritó: ¡Auxilio, le han robado sus
ropas a mi amo!

El rey escuchó el llamado y ordenó que le dieran a Juan 
uno de sus propios trajes. Cuando Juan apareció ante el rey
con el traje puesto, se veía tan elegante que parecía 
un verdadero marqués. El rey le dio las gracias por todos
los regalos que había recibido. Juan no entendía nada.

El rey invitó a Juan a subir a su carruaje. Al verlo, la princesa 
quedó tan impresionada que se enamoró de él. Juan se casó 
con la princesa y de este modo el gato con botas cumplió
su promesa de hacerlo feliz.

2 comentarios:

  1. Hola, me podría decir de qué libro saco las imágenes, se lo agradecería muchísimo.
    Espero su respuesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De un libro de lecturas de primer grado (el del perrito http://diarioeducacion.com/wp-content/uploads/2014/12/libro-del-perrito.jpg )

      Eliminar