martes, 9 de abril de 2013

Los tres deseos

Los tres deseos


Había una vez un leñador
que fue al bosque a cortar un viejo
árbol.


En el viejo árbol vivía un duende,
quien le pidió que no cortara el
árbol.


El leñador decidió no cortar el
árbol. El duende, agradecido, le
dijo:
-Les cumpliré tres deseos a ti y a
tu esposa.


El leñador fue corriendo a contarle a
su esposa. La mujer se puso tan 
contenta que olvidó preparar la
comida.


Después, el leñador dijo:


-Me gustaría comer una gran
salchicha. Entonces una gran
salchica apareció sobre la mesa.


La mujer, enojada, dijo:
- ¡Ojalá que la salchica se te
pegara en la nariz!


Y la salchica se le pegó en la nariz
El leñador dijo: -Que la salchica se
me despegue de la nariz!
Y la salchicha cayó en la mesa.

Después, los dos se quedaron
callados. Por discutir, perdieron las
tres oportunidades. Entonces, se
pusieron a comer la gran salchicha.
¡Fue lo único que obtuvieron!

De el libro de lecturas de primer grado ( El de la porta del perrito )

No hay comentarios.:

Publicar un comentario